Archivo por meses: marzo 2017

QUABBALA EN IMEX IMPULSO EXTERIOR ASTURIAS

Nos complace invitarles a la primera edición de IMEX-Impulso Exterior en Asturias que será celebrada el 19 y 20 de abril de 2017 en el Palacio de Congresos de Gijón.

 

Quabbala Abogados y Economistas estará presente en este evento que trabaja para mejorar la competitividad de las pymes a través de una oferta eficaz e innovadora de los productos y servicios necesarios para impulsar la internacionalización de empresas.

 

Rubén Garcia-Quismondo, Socio Director de Quabbala Abogados y Economistas, impartirá dos conferencias en el stand de Bankinter:

 

El 19 de abril de las 18:00 h hasta las 18:30 h – “Oportunidades y nuevas perspectivas de negocio en Hong Kong, China y el Sudeste Asiático”

 

El 20 de abril de las 12:00 h hasta las 12:30 h“ Cómo hacer negocios en Reino Unido y consecuencias del Brexit”

RIESGOS Y OPORTUNIDADES PARA ESPAÑA DE UN BREXIT DURO

En entrevista al periódico Cinco Días, Rubén Garcia-Quismondo, Socio Director de Quabbala Abogados y Economistas, discurre acerca de los riesgos y oportunidades para España tras un brexit duro, además de compartir sus reflexiones con respecto al posicionamiento de Reino Unido en el escenario económico europeo.

Los riesgos y oportunidades para España de un ‘brexit’ duro

CARLOS MOLINA

Rubén García-Quismondo es una voz autorizada para hablar del escenario futuro que afronta el Reino Unido tras la victoria del Brexit en el referéndum del pasado mes de junio. Socio director de Quabbala Abogados y Economistas, cuenta con despacho propio en Londres desde abril de 2014, dispone de ficha para poder actuar en los juzgados británicos y se ha especializado en refinanciación de empresas. Considera que el brexit no es una buena decisión ni para el Reino Unido ni para la Unión Europea. “Todos los implicados vamos a perder con esta actuación”, recalca en una entrevista con CincoDías, en la que advierte que el mayor perjudicado puede ser Reino Unido.
 
MULTINACIONALES
 
Bruselas ha asestado esta semana el primer zarpazo a Reino Unido con el anuncio de que trasladará la sede de la Agencia Europea del Medicamento, actualmente en Londres, cuya nueva sede podría conocerse en la cumbre europea de junio. Madrid o Barcelona podrían pujar para acoger esta sede, aunque García-Quismondo considera que las posibilidades son pequeñas. “Madrid puede ser sede de desplazamiento de 10% o el 15% de sus empresas. Londres va a seguir siendo el gran mercado financiero, pero va a haber ciertas deslocalizaciones, sobre todo las ligadas a la concesión de licencias financieras para operar. Puede atraer alguna entidad financiera”.
 
“Madrid puede ser sede de desplazamiento de 10% o el 15% de las empresas británicas”
 
Lo que sí garantiza es que España no acogerá el mercado financiero de la UE. “Es casi imposible. Londres está a dos horas y París y Francfort tienen más posibilidades, aunque la segunda ya cuenta con la sede del BCE”. Para García Quismondo, la oportunidad más importante que no se está destacando es que Reino Unido va a dejar de ser un mercado con acceso libre a la Unión Europea. “Las empresas indias, chinas o brasileñas que estén en Reino Unido o quieran ir a Reino Unido podrán acceder a un mercado de 65 millones de habitantes, pero no a la UE”, subraya. En su opinión no va a haber deslocalizaciones industriales, como prueba el hecho del acuerdo alcanzado con Nissan para garantizar que permanecerá en la UE y que la producción de los modelos Qashqai y XTrail seguirá en la factoría de Sunderland.
 
EXPORTACIONES Y TURISMO
 
Reino Unido es el cuarto mayor comprador de bienes de España, con 19.153 millones de euros (un 7,5% del total) en 2016 y es el primer mercado emisor de turistas, con 17,8 millones de viajeros el próximo ejercicio. Un informe de la Comisión Europea valora que las exportaciones españolas podrían caer en torno a 1.000 millones.
 
“Si el Reino Unido establece que se puede salir y se sale ganando, estamos perdidos. Detrás irán Dinamarca o Hungría”
 

 
El socio director de Quabbala Abogados considera que el plan de Reino Unido pasa por salirse de la UE para posteriormente firmar un tratado de libre comercio y aprobar una reforma tributaria con importantes incentivos para atraer capital extranjero. “Sería un caso similar al de Irlanda, porque muchas multinacionales se instalan allí por las ventajas fiscales, pese a que es un mercado con poca población. Se instalan para acceder a la UE”. García-Quismondo asegura que esa competitividad fiscal puede erosionar el estado de bienestar en Reino Unido. “Aunque la gente no lo sabe, el gasto social es muy elevado y y eso hay que financiarlo. Sin unos impuestos razonables no lo vas a poder hacer”. Asegura que su principal temor es que haya división en las posiciones europeas y que se conceda un estatus privilegiado a Reino Unido tras el Brexit. “Si el Reino Unido establece que se puede salir y que se sale ganando, estamos perdidos. Detrás irán Dinamarca o Hungría”.
 
 LEYES Y NORMAS
 
“En un futuro, una sentencia del Reino Unido puede no ser reconocida en España y viceversa”
 
El socio directo de Quabbala Abogados considera que el principal perjuicio para Reino Unido en el largo plazo, una vez que se confirme la desconexión de la UE, será el hecho de que participará en un mercado común en cuyas decisiones no va a participar. “Si la Comisión aprueba un reglamento para homologar todos los electrodomésticos y el Reino Unido quiere vender los suyos en la UE, tendrá que tener sus electrodomésticos homologados, pero no habrá participado en ese reglamento”, remarca. Además remarca que Reino Unido ha dado un paso más allá al no reconocer la jurisprudencia del Tribunal Superior de Justicia de la UE , “lo que nos lleva a romper un sistema tradicional de reconocimiento de sentencias”.
 
Un hecho relevante en una economía como la británica, en la que los servicios, al igual que en España, suponen dos terceras partes del PIB y en el que la industria apenas pesa el 15%. “Los servicios legales si no tienen un reconocimiento mutuo en la Unión Europea no se pueden aplicar. Ellos habían pensado en llevar un modelo como el de Suiza o Noruega, que haya reconocimiento mutuo de sentencias, pero que no haya obligación a someterse a la jurisprudencia de Luxemburgo”, señala. En su opinión, ese desprecio al acervo comunitario restará atractivo a Londres para atraer empresas. “Una empresa española en Reino Unido no sabrá que le sucederá si opta por un proceso de refinanciación y se le aplica la regulación británica. Mañana una sentencia del Reino Unido puede no ser reconocida en España y viceversa. Se entra en un área de incertidumbre poco aconsejable para las empresas”.
 
Para acceder a la entrevista en la página de Cinco Días haga clic aquí.
 
 

Heredar en Europa

Compartimos el articulo de Alfonso Legaz Hevia y María Teresa Aragón Sánchez, abogados de Quabbala Abogados y Economistas, publicado el pasado 12 de marzo en el periódico económico Cinco Días:
 

Heredar en Europa

 

El reglamento busca dar solución al número destacado de ciudadanos europeos que tienen propiedades en distintos países

El 17 de agosto de 2015 se produce un cambio significativo en materia sucesoria a nivel comunitario. Concretamente en la señalada fecha entra en vigor el reglamento europeo sobre sucesiones mortis causa y a la creación de un certificado sucesorio europeo.
 
La aprobación del precitado reglamento busca dar solución a una nueva realidad social, esto es, existe un número destacado de ciudadanos europeos que tienen propiedades en distintos países miembros y esta situación dada la evolución de la sociedad actual irá en aumento, siendo este el motivo fundamental del nacimiento de esta regulación. Si bien cabe destacar que existen tres Estados miembros donde el mismo no es aplicable Inglaterra, Dinamarca e Irlanda.
 
Como objetivo fundamental o más destacado a nivel práctico es el relativo a la determinación de la ley aplicable en materia sucesoria.
 
Incorpora el reglamento una serie de criterios para la determinación de la ley aplicable, que tal y como viene recogido en el artículo 21 será el de su residencia habitual.
 
“La regulación no es aplicable en Inglaterra, Dinamarca e Irlanda”
 
El concepto de residencia habitual es un concepto amplio y sobre el cual el legislador no da una definición clara ni concisa, pero si establece en los artículos siguientes del reglamento una serie de criterios o indicaciones para la determinación de la misma. Entre los criterios señalados podemos destacar los siguientes:

  • La existencia de un vínculo estrecho y estable con el Estado de que se trate.
  • La presencia física del causante en un determinado Estado.
  • La existencia o no de residencia habitual estará unida a una duración mínima en el Estado, si bien el legislador no impone una duración mínima, sí establece unos criterios de valoración, como son, la presencia estable, la regularidad, habitar en el país o los motivos de la presencia del causante en el Estado, excluyendo de este modo la aplicabilidad a aquellos que se encontrasen de viaje en el momento de su fallecimiento.

Una vez perfilado el criterio o mecanismos para determinar el concepto de residencia habitual, se debería proceder a continuación a realizar una valoración racional y coherente sobre la misma en el momento del fallecimiento. Para ello deben ser valoradas:

  • Las circunstancias generales del causante.
  • Los dos años anteriores al fallecimiento.
  • La duración y la regularidad de la presencia del causante en el Estado objeto, teniendo en cuenta las condiciones y los motivos por los que se encontraba en el mismo.

El legislador busca que para poder determinar la residencia habitual, y con ello la aplicación de un ordenamiento jurídico u otro, debe existir una unión estable y permanente con el Estado en cuestión.

Otro de los elementos fundamentales que aborda el reglamento es la creación del Certificado Sucesorio Europeo. Con el mismo se buscan una serie de efectos que son desarrollados en el artículo 69, entre los que destacan los siguientes:

  • El certificado surtirá efectos en todos los Estados miembros sin necesidad de reconocimiento alguno.
  • Se presumirá la veracidad de los extremos señalados en el certificado y tendrá valor probatorio, igualmente otorgará validez a los actos sobre la herencia realizados por las personas señaladas a tal efecto en el certificado.
  • El certificado será título suficiente para su inscripción en el registro que corresponda.

En definitiva, el legislador, por medio del presente reglamento, busca establecer un sistema común en todos los Estados miembros. Para ello establece una serie de criterios unificados, partiendo de la determinación de la competencia territorial para posteriormente poder aplicar la legislación interna del Estado donde se fije la residencia habitual. Con este objetivo, el legislador crea el denominado Certificado Sucesorio Europeo, el cual permitirá tener un instrumento común en todo el territorio europeo y facilitar el reconocimiento de las sucesiones y las partes implicadas en todo el territorio de la Unión, sin necesidad de llevar a cabo un reconocimiento expreso de los documentos acreditativos en los distinto Estados miembros.
 
Para acceder al articulo en la página del periódico haga clic aquí.