El retraso en la entrega de llaves resuelve el contrato en detrimento del promotor

El Supremo descarga en el promotor toda la responsabilidad aunque la demora se deba a problemas administrativos.

La sentencia de 17 de abril de 2018 avala esta medida pese a que la demora se deba a problemas urbanísticos y administrativos sobrevenidos durante las obras. Dice el Supremo: “ Quien fija el plazo de entrega de las viviendas es el promotor, que es un profesional de la construcción y debe conocer las dificultades propias de esta actividad y, por tanto, tiene que prever las circunstancias y asegurarse de poder cumplir sus compromisos, fijando un plazo de entrega mucho más dilatado en el tiempo, aunque ello le haga perder algún posible cliente. Sigue diciendo: “ El plazo de entrega es esencial….. La polémica surge cuando las partes no han pactado de forma expresa que la falta de entrega en el plazo pactado otorga al comprador el derecho de resolver el contrato, pues, si así fuese, una vez incumplido el plazo nacería el derecho a la resolución”.

Fuente: El Economista:

http://www.eleconomista.es/legislacion/noticias/9355786/08/18/El-retraso-en-la-entrega-de-la-vivienda-resuelve-el-contrato-y-obliga-a-devolver-todo-el-dinero.html