Fiscalidad en Hong Kong

  • Fiscalidad en HK

El impuesto a la renta en Hong Kong es territorial, y el beneficio imponible es el beneficio neto originado en Hong Kong en el periodo de contabilidad. Las empresas registradas en Hong Kong están exentas de impuestos siempre y cuando no realicen ninguna operación en Hong Kong, ni reciban ningún tipo de beneficio directo. Este es el llamado ‘Régimen Offshore’. En caso contrario, la tasa impositora es el 16,5% de los beneficios generados durante el año fiscal. Por otro lado, las plusvalías no tributan en Hong Kong.

Los gastos deducibles deben ser entera, exclusiva y necesariamente incluidos en la producción del ingreso imponible, incluyendo la amortización, deudas, reparaciones en fábrica, gastos de registro de derechos de marcas, etc. Otras deducciones autorizadas incluyen las cotizaciones de jubilación obligatorias, los gastos de cuidados de personas mayores, gastos de autoformación, intereses de préstamos inmobiliarios y donaciones. Se prevén deducciones especiales pata gastos en I*D, pagos por enseñanzas técnicas, derechos de patentes, derechos por conocimientos técnicos, derechos de autor, diseños y marcas registrados, gastos de capital en el suministro de activos fijos, incluyendo la fabricación de máquinas y programas, etc.

La autoridad fiscal de Hong Kong envía un formulario titulado “Declaración del Impuesto sobre beneficios” 18 meses después de la inscripción de la sociedad. Es en este momento cuando se debe solicitar la condición de “offshore”, en caso de cumplir con los requisitos. Por otro lado, también es necesario presentar la “Declaración de Impuestos del Empleador”. Estos documentos tienen normalmente como plazo para presentarlos 1 mes desde que fueron expedidos. En caso de no presentarlo dentro del tiempo estipulado, se cometerá una infracción, y el sujeto tendrá que pagar una sanción gubernativa. Si la empresa cumple con los requisitos del régimen offshore, tendrá igualmente que presentar una declaración del impuesto sobre beneficios con el estado “cero”.

Otros impuestos que se aplican a las sociedades en Hong Kong son: un impuesto de timbre, un impuesto sobre la propiedad, impuesto sobre juegos de apuestas (25% – 75%) y la tasa de embarque de pasajeros aéreos (120 HKD por persona, aplicado a mayores de 12 años).