EL MODELO 720

Modelo 720 de Hacienda, declaración de bienes en el extranjero

El modelo 720 es una declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero que ha permitido reducir el fraude fiscal en España y que Hacienda incremente su recaudación. Tiene como objetivo:

  • Informar sobre las cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero.
  • Informar sobre valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidos en el extranjero.
  • Informar sobre bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero.

Están obligados a presentar el modelo 720 aquellas personas físicas y jurídicas residentes en el territorio español, los establecimientos permanentes en dicho territorio de personas o entidades no residentes y las entidades a las que se refiere el artículo 35.4 de la Ley 58/2003. Por otro lado, no existirá obligación de informar ningún bien de aquellos grupos que no superen los 50.000 euros. Y en los años posteriores, los contribuyentes únicamente tendrán que presentar el modelo 720 para informar sobre los grupos de bienes en los que haya existido un incremento superior a 20.000 euros respecto a la última declaración presentada.

El modelo 720 fue establecido en 2012 y desde su introducción, los delitos de fraude a Hacienda ya no prescriben. Ha servido para que la Agencia Tributaria elabore una base de datos, mediante la cual se han realizado más de 8.800 inspecciones de Hacienda sobre presentadores del modelo, generando una deuda a cobrar que asciende a 1.100 millones de euros, de los cuales ya se han liquidado más de 815 millones.

La sanción que contempla Hacienda para aquellos contribuyentes que no declaren sus bienes en el extranjero es del 150% de lo que debería haber cotizado, más los intereses y la sanción correspondiente.

La ventaja con la que cuentan aquellos que deciden regularizar de buena fe sus bienes en el extranjero es que la sanción a la que se enfrentan ante Hacienda es menor. En caso de que presenten el Modelo 720, y posteriormente durante una inspección se detecte patrimonio que debería haber cotizado en el pasado, la sanción que se les aplicará no será del 150%, sino que se enfrentarán a una sanción menor.

La declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero se presentará entre el 1 de enero y el 31 de marzo del ejercicio siguiente a aquel que se refiera la información del modelo 720. Por tanto, la presentación del modelo 720 correspondiente al ejercicio 2016 se realizará durante los meses de enero, febrero y marzo de 2017.