Cómo saber si una empresa está en concurso de acreedores

Es posible saber si una empresa está en concurso de acreedores a partir del momento en que un Juez así lo declara mediante auto. Para que sea posible dicha declaración, es necesaria la concurrencia de una serie de presupuestos.

Por una parte, encontramos el presupuesto subjetivo, que conlleva la necesidad de que exista un deudor, el cual podrá ser tanto una persona física como jurídica.

Por otra parte, hallamos el presupuesto objetivo, que no es otro que la insolvencia de dicho deudor. Así, la Ley Concursal indica en su artículo 2.2 que se encuentra en estado de insolvencia el deudor que no puede cumplir regularmente sus obligaciones exigibles. La interpretación de dicho precepto es discutida, pues no se proporciona más información acerca de cuándo o en qué punto se considera que el deudor es incapaz de cumplir con regularidad dichas obligaciones.

Para saber si una empresa está en concurso de acreedores, hay que atender también a si se ha realizado solicitud de declaración de concurso, ya que éste no se declara automáticamente, ni lo hace el juez de oficio. Es necesario que una de las personas legitimadas para ello solicite la declaración, ya sea el propio deudor, cualquiera de sus acreedores o el mediador concursal. Cabe señalar que, cuando el deudor sea una persona jurídica, podrán decidir si se solicita la declaración el órgano de administración o de liquidación de la misma, así como los socios, miembros o integrantes que sean personalmente responsables de las deudas de la sociedad.

Respecto a la solicitud por parte del deudor, éste tendrá el deber de realizarla dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocer su estado de insolvencia, según el artículo 5.1 LC. Cuando proceda a solicitarla, deberá justificar su endeudamiento y su estado de insolvencia, ya sea actual o inminente. La ley considera que la insolvencia será inminente cuando el deudor prevea que será incapaz de cumplir regular y puntualmente sus obligaciones.

Cuando es el acreedor quien solicita la declaración de concurso de acreedores, deberá hacerlo cuando del embargo no resultaran suficientes bienes libres para pagarle, o bien, cuando se produzca alguno de los siguientes hechos:

  • Que haya un sobreseimiento general en el pago corriente de las obligaciones del deudor.
  • Que existan embargos por ejecuciones pendientes que afecten de forma general al patrimonio del deudor.
  • Que el deudor haya liquidado apresurada o ruinosamente sus bienes o se haya alzado con los mismos.
  • Que haya un incumplimiento general de determinado tipo de obligaciones, por ejemplo, el pago de cuotas de la seguridad social, de salarios e indemnizaciones…