Tipos de arbitraje en derecho: ¿cuáles son?

Tipos de arbitraje en derecho: ¿cuáles son?

El arbitraje es una alternativa a la resolución de conflictos de carácter judicial. Hay en Derecho diferentes tipos de arbitraje en función de una serie de parámetros.

(i)Existen dos tipos de arbitraje en base a un parámetro funcional, es decir, que hay dos métodos de resolución de conflictos, (i.i) unos basados en un principio legal, en cuanto a que se resuelve el conflicto en base a la ley aplicable que hayan escogido las partes, o bien, (i.ii) otros basados en principios de equidad; el árbitro resuelve el conflicto en base a principios de justicia y equidad de las partes, basándose, por ende, en principios generales del Derecho. Para que sea aplicable a las partes este tipo de arbitraje se suele incluir dentro de los contratos términos como <<se resolverá el conflicto en conciencia o ex aequo et bono (que en español significa “de acuerdo con lo correcto y lo bueno”)>>, en otras palabras, el árbitro actuará como <<amigable componedor>>.

(ii)De otro lado, nos encontramos otros dos tipos de árbitros en función de un parámetro orgánico: (ii.i) El procedimiento institucional que es el que procede de instituciones ad hoc con normativa y estatutos internos que rigen todo el procedimiento desde el inicio hasta el final, marcando cada pauta y paso a seguir en el procedimiento. De este tipo de arbitraje son claros ejemplos las cortes de las Cámaras de Comercio y la Corte española de Arbitraje. Éste último es un organismo encargado de administrar los arbitrajes mercantiles que le sean encomendados. (ii.ii)Por último, se encuentra, en base a éste parámetro, el arbitraje independiente el cual proviene de árbitros no sujetos o adscritos a organismos institucionales (generalmente no adscritos a las Cámaras de Comercio Españolas).

(iii)Finalmente, en función de un parámetro territorial, nos encontramos con (iii.i) arbitrajes nacionales: cuyas notas esenciales son de carácter nacional, a saber las 1º) partes tienen los domicilios en España, y 2º) el objeto litigioso, se encuentra también en territorio español, (iii.ii) y, por último, con los arbitrajes internacionales, aquellos  en los que concurre una de las siguientes circunstancias: 1º) Que las partes, en el momento de celebración del convenio arbitral, tienen sus domicilios en Estados diferentes. 2º) También concurre este arbitraje cuando el lugar de cumplimiento de una parte sustancial de las obligaciones de la relación jurídica de la que dimane la controversia este situado fuera del Estado en que las partes tengan sus domicilios. Y por último, 3º) Que la relación jurídica de la que dimane la controversia afecte a intereses del comercio internacional.