Cómo recibir una herencia del extranjero

En un mundo cada vez más globalizado, en que las personas tienen la libertad de vivir en Estados distintos de los de su nacionalidad, es importante informarse sobre las herencias provenientes del extranjero. Se habla de estos casos cuando por ejemplo el fallecido adquirió propiedades en el extranjero o residía de forma habitual  en el extranjero.

Al principio es esencial tener el testamento porque dicho documento regula la partición de la herencia. Además hay que tomar en cuenta que las  herencias del extranjero no se gestionan como las demás. Para evitar conflictos de leyes se debe aplicar el Derecho Internacional Privado al lugar del derecho nacional. Las normas internacionales establecen si a la herencia proveniente del extranjero se aplica las normas del país de origen del fallecido o las normas del país en donde el fallecido tiene las propiedades o donde el fallecido residía habitualmente antes del fallecimiento.

Es importante saber que el 17 de agosto de 2015 entró en vigor el Reglamento de la Unión Europea que soluciona 8 de hereditarias. El Reglamento se aplica a todos los países de la Unión Europea con excepción de Dinamarca, Irlanda y Reino Unido. Según este reglamento cada persona que viva en el extranjero puede elegir el derecho que se le aplique a su testamento en el momento de concluir el testamento. Dado que cada país tiene regulaciones distintas este privilegio puede resultar muy beneficioso para los herederos. Si el fallecido no eligió el derecho aplicable la regla general que establece el Reglamento es la aplicación de la legislación del país en donde se encuentran los bienes salvo que los herederos se encuentren en el país de origen. A parte de esto, existen convenios bilaterales que pueden ser aplicables.

También hay que tener en cuenta las cuestiones que no se dejan regular por la legislación del país elegido, como por ejemplo los impuestos de sucesiones que se regula por el derecho del país donde residan los herederos que deben abonar dicho impuesto. En España el heredero que es residente en España tiene que pagar los impuestos en España por la herencia proveniente del extranjero. Además, los herederos tienen que declarar la herencia en la Renta. El cálculo de la tributación de la herencia recibida del extranjero y los trámites relacionados pueden resultar complicados. Es por eso que la asesoría de un abogado especializado es muy recomendable.