Trámites para la solicitud de incapacitación judicial

 

Cuando se habla de la capacidad jurídica se entiende la habilidad de cada persona  para ser titular de derechos y obligaciones. Es un derecho fundamental, inalienable e inseparable de la propia personalidad. Por eso el Art. 199 del Código Civil establece que nadie puede ser declarado incapaz, sino por sentencia judicial en virtud de las causas establecidas en la Ley. Esto significa que hay que presentar una solicitud de incapacitación judicial en el juzgado de primera instancia e instrucción competente, en el municipio o partido judicial donde resida la persona que se pretende incapacitar para realizar los trámites.

Las personas que se pueden ver limitadas de su capacidad son aquellas con enfermedades mentales graves, con discapacidades intelectuales  o con deterioros cognitivos graves. Según Art. 200 del Código Civil las causas legales son las enfermedades o deficiencias físicas o psíquicas que impiden que la persona pueda autogobernarse. Para iniciar los trámites para la solicitud de incapacitación judicial el Articulo 756 de la Ley de Enjuiciamiento Civil determina como personas legitimas la propia persona que prevé el empeoramiento de su enfermedad o deficiencia, el cónyuge, los hijos, los padres, los hermanos, el Ministerio Fiscal o profesionales y personas en general que tengan conocimiento de la posible incapacidad de alguien. La documentación necesaria es la siguiente:

  • Nombre y DNI de la persona presuntamente incapaz
  • Certificado de empadronamiento del presunto incapaz
  • Certificado literal de nacimiento del presunto incapaz
  • Informes médicos
  • Informes psicológicos
  • Informes sociales
  • La demanda de solicitud de la incapacitación
  • Documentación referente a la persona que presenta la demanda:
    • Libro de familia
    • Partida de matrimonio
    • Partida de defunción
  • Certificado de discapacidad del presunto incapaz (si lo hubiese)
  • Registro de bienes e ingresos del presunto incapaz (en caso de riesgo patrimonial debe especificarse la situación de riesgo inminente)
  • Nombre y domicilio de la persona que se presenta para ejercer la tutela.

La solicitud de incapacitación judicial se presenta con la intervención de un abogado y un procurador. Estos profesionales realizan todos los trámites necesarios.  Además hay que acompañar toda la documentación mencionada. Durante el procedimiento se analiza las pruebas para que el juez pueda realizar su valoración. La sentencia puede declarar la incapacidad del demandado de forma total o parcial. Dicha declaración judicial no es una situación inamovible. En casos en los que se pruebe que el enfermo ha vuelto a su total normalidad, la sentencia anterior se deja sin efecto, tras un breve trámite.

 

Fuente:

Código Civil

Ley de Enjuiciamiento Civil